Muchos propietarios de pequeñas empresas están optando por formar sus compañías como compañías de responsabilidad limitada. Si está operando como una compañía de responsabilidad limitada, y hay socios que son dueños de la empresa con usted, llamados miembros, es imperativo que tenga un acuerdo de operación para la compañía. El acuerdo operativo, también denominado a veces acuerdo de asociación, establece el marco de trabajo de la empresa, decide quién está a cargo de tomar decisiones y cubre cómo se distribuirá el dinero, además de una serie de otros asuntos.

A diferencia de una corporación con directores ejecutivos y una junta directiva, la persona a cargo de una compañía de responsabilidad limitada se llama Gerente. Dependiendo del lenguaje utilizado en el acuerdo de operación, el Gerente puede tener la discreción exclusiva para administrar la empresa como lo considere conveniente, incluida la toma de decisiones que pueden obligar a la empresa. Si hay varios miembros y han acordado que todos quieren participar en la operación del negocio, el acuerdo operativo debe indicarlo.

Y aunque todos los dueños de negocios esperan que nunca haya problemas cuando se trata de sus socios, desafortunadamente este no es el caso. Entonces, cuando llegue el momento en que haya surgido una disputa y deba resolverse y los propietarios no puedan resolverla por su cuenta, un juez primero analizará si el problema está cubierto por el acuerdo operativo. Si es así, esto jugará un papel importante en la forma en que un juez va a fallar.

Al final del día, si usted y sus socios operan una compañía de responsabilidad limitada, es imperativo que tenga un acuerdo de operación.

English Español
¡Programe una llamada!Sin compromiso, hable con uno de nuestros abogados sobre sus necesidades legales.
¡Programar ahora!